I'll waiting

Nadie dijo que la espera tenia que ser dura. Nadie dijo que te tenía de esperar sentada y desdichada. Voy a vivir mientras espero tu llegada y no te prometo ser una santa. Voy a evitar que la vida se me escape de las manos, al contrario, la voy a atraer hacia mí de tal manera que sea ella la que no se quiera ir, que cuando yo este cansada sea ella la que tenga ganas de fiesta, la que me diga “vamos, tu puedes”. Voy a disfrutar la vida tan apasionada i enlocadamente que seas tu el que se fije en mi, no yo. Tú el que me desees a cada instante; será entonces cuando yo caeré rendida a tus pies.

1 comentario:

Belén. dijo...

per-fec-to, en serio, me dio un escalofrío mientras lo leía y todo. me siento muy identificada con todos tus textos!
adoro tu blog, en serio :D
un beso!