Creo que cuando me derrumbo olvido muchas cosas. Me caigo hacia un abismo de preguntas que jamás debieron ser formuladas y dudas inexplicables. Necesito encontrar ese boto de reset que tienen los muñecos modernos. Aunque a lo mejor seas tú mi botón.
Volver al principio sienta tan bien… eso de quererte a ti misma por encima de cualquier cosa. Ya sabes, caminar descalza por la hierba mojada por el mero hecho de sentirte un poquito más viva. De meterse al agua en pleno invierno porque da la sensación de que está caliente. Ese tipo de locuras que nos hacen cuerdos. Se me olvidan y no sé por qué.

Se me olvidan cuando tú vuelves a mirarme porque ya te olvidé (o eso había entendido). Cuando los sentimientos se vuelven a apoderar de mí para perderme. Entrar en el laberinto del que creí  salir hace tiempo.
Con una ventaja, esta vez ya me aprendí el camino.
Olvidarte.

1 comentario:

Leanne Carrie dijo...

Me gusta tanto el texto como la foto! :)