Cuando todas ivan con mini falda, yo llevaba un vestido hasta la rodilla con la espalda descubierta



Nunca fui el punto sobre la "i" ni la silaba tónica. No nací en jueves y cuando camino nadie se gira para verme pasar. Tampoco me votaron para delegada del curso. Nunca destaqué pero tampoco fui del todo normal.
Era la excepción que confirmaba la regla. Si todas se enamoraban; yo no. Si todas lloraban: yo no. Si todas odiaban los días de lluvia; yo no. Si todas conseguían lo que se proponían; yo no.
Siempre tuve algo especial escondido tras la piel.
Pero tú nunca quisiste verlo, claro. Eras el típico y preferías hacer lo típico; romper corazones... No sabes lo que te perdiste. Todas te regalaban días de amor y pasión. Podías ver como tu piel se comenzaba a desgastar por la infinidad de veces que ellas habían recorrido tu silueta desnuda bajo la luna. Mientras todas se enamoraban hasta las trancas de ti yo podía haber sido diferente. Romperte los esquemas. Yo podía darte algo diferente mejor que el éxtasi. Sin compromiso. Noches con un poco de adrenalina.... Robarte sonrisas sin que te enteraras. Llevarte a algún sitio diferente (eso sí, pago yo) y desnudarte a mordiscos, en vez de con miradas. Arriesgarme con alguna locura que sólo conocen unos pocos. Ganarte al streap-poker y que fueras tú el que te tuvieras que quitar la ropa. Y cuando menos te lo esperaras ser dulce como un terrón de azúcar moreno. Porque también sabía de eso, al igual que tenía la palabra justa para el justo momento.
Pero las preferiste a ellas, tan monas siempre. Preferiste ese amor irracional que sentían todas tan solo verte. Te conformaste con poco, típico. No arriesgarte y eso confirmó que soy la excepción que confirmaba la regla. Mientras todas te conseguían, yo no.

4 comentarios:

Prometelo dijo...

Este texto es una verdadera pasada, me siento muuuyyy identificada con él...buff, cuantos hay chicos hay asi por el mundo jaja Besooss desde GOODBLESS USA (:
http://saymecome.blogspot.com/

VAC dijo...

Wow que guapa estas magda!!
:D

Victor

Juan Pardo dijo...

Emotiva entrada en un blog creativo , lleno de sensibilidad.T sigo.T invito a seguir mi blog.Saludos poéticos.

Inestabilidad Mental dijo...

Sin duda, fue él el que perdió, y no tú. El calor que da una noche de sexo no puede igualar al que proporciona una caricia sincera antes de irte a dormir, o un beso en la frente que crea más éxtasis que un orgasmo. Se perdió el amor por encontrar la pasión. Pero ¿sabes qué? Ese es su problema
Muchas gracias por pasar por mi blog. Podría quedarse en un simple agradecidimento cordial, pero he decidido seguirte. ¿Por qué? Me gustan tus palabras, lo que sientes y plasmas en ellas :)
Un beso.