Escaparate.

Me marcho, cojo mi sonrisa y me marcho a otra parte porque aqui ja no se valora. En verdad nadie la valoró ja que siempre estaba. Se dió por hecho que la sonrisa era parte de mi ser y se equibocaban. La sonrisa es mi esperanza eterna, mis ganas de vivir, mi sufrimiento en silencio, pero nunca fue parte de mi. Mi sonrisa se marcha en busca de unos ojos que la comprendan y sepan hacerla reir.

Y entre mis labios se me escapa un te quiero porque jamás osé irme sin decirlo. Nunca sabes cuando sera la ultima vez que puedas decir, gritar o susurrarlo, Te quiero... que pena que nunca comprendieras a mi sonrisa porque ella te tenía bien calado y sabes qué? A ella le gustabas aunque a mi nunca me acabaras de convencer.

2 comentarios:

Claudia. dijo...

¡Qué bonito lo que escribes! *-*
Precioso, de veras :) Por cierto, ¿podrías regalarme tus ojos? jajaja
Te espero, un beso <3

Muñekita Cat dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besosss

Catherine