És hinvierno en el corazon

Hacía frió; mucho frío. Ni todas las capas de ropa la abrigaban de ese frío que sentía. No era el típico frió que te deja la nariz roja y los dedos insensibles. Ni el frió que te hiela hasta los huesos. No era ese tipo de frío el que de verdad le preocupaba; aunque lo notaba fuertemente. El frió que de verdad sentía era el de un corazón vacío, intentando llenar de sonrisas. Un corazón que late cual una máquina automática. Un corazón ajeno a los sentimientos que invaden este mundo, un corazón solitario; que está cansado de serlo. OH frío corazón solitario! Quien se apiadará de ti, de tu grandeza, de tu fuerza, de tu vitalidad, quien te hará crecer hasta el tamaño más grande, quien te llenará de calor, quien convertirá tus latidos en razón de vivir. Quien será el afortunado de llevarte hasta la cumbre. Tú, pequeño corazón frío; lleno de grandeza pero invisible a los ojos de los demás. No pierdas la esperanza, nunca. Por favor no la pierdas, no cedas. Hazlo por mí, por la dueña de éste corazón.

1 comentario:

littleleopardess dijo...

que guaaaaaapa en la foto! me encantaa:)
y el texto tbb ya lo sbes hahah(L)